TIGRES DE ARAGUA B.B.C.

Antes del inicio de la temporada 65-66, la Liga Venezolana de Béisbol Profesional decide expandirse de cuatro a seis conjuntos. A los Tiburones de La Guaira, Leones del Caracas, Navegantes del Magallanes e Industriales del Valencia, se unirían los Cardenales de Lara y los Tigres de Aragua, divisa esta última que tendría su sede en el parque «José Pérez Colmenares» de la capital del estado, Maracay, la Ciudad Jardín de Venezuela. Era la concreción de una idea en la cual habían trabajado con ahínco el entonces Gobernador de esa entidad regional, Ildegar Pérez Segnini, los banqueros aragüeños Oscar Arteaga, Homero Díaz Osuna y Alfredo García Guevara, y el locutor Foción Serrano, quienes, incansablemente, se propusieron el objetivo de llevar la pelota rentada a tierras aragüeñas.

Y el 15 de octubre de 1965 saltarían por vez primera al terreno de juego los Tigres de Aragua. Dirigidos por el antiguo shortstop y renombrado estratega venezolano José Antonio Casanova, los bengaleses se enfrentaron a sus vecinos Industriales del Valencia, cayendo derrotados 2-1.

Once reveses más de manera consecutiva antes de conocer la miel del triunfo por primera vez, marcarían el nacimiento de la escuadra, que acompañó al Cardenales en las obscuridades del sótano y quedó eliminada con balance de 18 y 42. Pero como todo no podía ser negativo, una de las vedettes del campeonato vistió el uniforme tigrero: Rico Carty.

Poderoso refuerzo dominicano, Carty encabezó el departamento de jonrones con 13 (con un sorprendente promedio de un cuadrangular cada 9.62 turnos oficiales al bate), además de impulsar 32 carreras en 34 juegos y batear para .392, aunque sin las apariciones legales para optar al título de bateo.

La segunda incursión del elenco maracayero también estaría signada por el fracaso en el terreno de juego, lo cual no era nada extraño en un conjunto que apenas comenzaba a echar las bases de su crecimiento. De nuevo el foso recibiría en su soledad al novel equipo, pero muy pronto llegarían las primeras grandes emociones a nivel colectivo. En el plano individual la estrella resultó el pitcher y jardinero Mel Queen, quien ganó siete partidos y resultó líder en efectividad con 0.76, la segunda más baja en la historia del circuito. Por si fuera poco, Queen aportó 21 rayitas empujadas y promedió .295, en una actuación para nunca olvidar.

0
Campeonatos
0
Subcampeonatos
0
Series del Caribe

ESTADIO JOSÉ PÉREZ COLMENARES

0
CAPACIDAD

El «José Pérez Colmenares», uno de los estadios que posee múltiples atributos que lo catalogan como uno de los mejores del país, fue inaugurado en 1965 con motivo de realizarse en Maracay una serie internacional de béisbol que llevó por nombre Copa «Jhon Fitzgerald Kennedy» y poco después se convertiría en la cueva de los Tigres de Aragua, que hicieron su estreno en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional en la temporada 1965-66.

Con una capacidad para 12.650 personas, el “José Pérez Colmenares” recibe a sus fanáticos con una plazoleta donde se reúne la afición antes y después del juego con un espacio de áreas verdes que dan la sensación de estar llegando a cualquiera de los emblemáticos estadios de las Grandes Ligas.

Entre los grandes momentos del béisbol que se han vivido en este recinto, se pueden contar la Serie del Caribe 2006 en la que Venezuela se corona campeón y la más extraordinaria remontada que se recuerde en la historia de la pelota profesional venezolana en la final de la zafra 2006-2007 cuando los Tigres de Aragua vencieron a los Navegantes del Magallanes volteando una ventaja de 8 carreras en el noveno episodio y llevarse así el sexto título los bengalíes.

Una de las premisas de la actual gerencia del club es adecuar año a año la infraestructura del José Pérez Colmenares para los cada vez más numerosos fanáticos, siendo por ello tomado en cuenta como uno de los mejores parques de pelota en Venezuela y del Caribe.

La calidad, disposición, voluntad y cooperación de Tigres de Aragua para un mejor espectáculo fue reconocida en la segunda visita que realiza en años consecutivos el enviado especial de Major League Baseball Joel Araujo, resaltando que Venezuela es uno de los países con mejor desarrollo deportivo en los últimos años, dentro de las naciones que integran la Federación de Beisbol del Caribe.

CAMPEONATOS

Con sede en el estadio «José Pérez Colmenares» la novena aragüeña debutó el 15 de Octubre de 1965, perdiendo ante los Industriales del Valencia con pizarra de 2 x 1, ese año se ubicaron en la última casilla con record de 18 y 42 acompañados por Cardenales de Lara, pero a partir de ahí comenzó a escribirse la historia del equipo más aguerrido del beisbol profesional, Tigres de Aragua.

En la temporada 1971-1972 Aragua obtuvo su primer título en la Liga de Beisbol Profesional al mando Rod Carew quien junto a David Concepción, alcanzaron el campeonato. De esta manera el conjunto bengalí comenzó a escribir su historia en series finales; además consiguió representar a Venezuela por primera vez en la Serie del Caribe donde comparten el segundo lugar con los anfitriones Águilas del Cibao con registro parejo de 3 y 3.

Tras un torneo suspendido debido a una huelga de peloteros, la novena aragüeña fue capaz de alzarse con dos títulos consecutivos en las temporada 74-75 y 75-76 venciendo a Navegantes del Magallanes y Cardenales de Lara respectivamente, con jugadores de gran talla encabezados por David Concepción, Teolindo Acosta, Roberto Muñoz y Rod Carew.

Desde el año 2001,el equipo que había ganado sólo 3 títulos en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, fue orquestando un material criollo de primera calidad, presidido por Miguel Cabrera, Víctor Zambrano, Juan Rivera y Francisco Butto, mezclado con la experiencia de Juan Carlos Pulido, Alex Delgado, Rubén Salazar y Eduardo Ríos, además de la promisoria llegada del Manager Welby «Buddy» Bailey y su cuerpo técnico terminó la directiva bengalí configurando una maquinaria que los hizo ganarse el apodo de “Equipo de la Década”.

Los Tigres terminaron en el segundo lugar de la División Occidental con 34 y 28. De cara al round robin el club escogió como refuerzos a Endy Chávez, Luis Ordaz y Tom Evans, fortaleciendo al equipo para darle un rostro aún más sólido. El trofeo de campeones, llegó luego de disputarse seis reñidos encuentros. Aragua pudo imponer su pitcheo y gracias al empuje ofensivo de su principal jugador Miguel Cabrera en el sexto de la final, vencieron en Puerto La Cruz 4×1 a los orientales.

Nuevamente bajo las órdenes de «Buddy» Bailey,  y tras conseguir el primer título luego de 28 años el objetivo era el bi-campeonato. Siete triunfos al hilo en el comienzo del play off marcaron el camino que llevó a los maracayeros a disputar su tercera final de manera consecutiva. Una remontada sin precedentes hizo extender la guerra entre Leones y Tigres hasta el séptimo de la final. La diferencia de una carrera fue preservada por el joven Francisco Butto, quién ponchó a Bob Abreu para decretar el out 27 y así comenzar la celebración.

Final de infarto fue lo que se vivió en el estadio José Pérez Colmenares en la noche del 28 de enero. El equipo Tigres de Aragua coronó una campaña de la forma más espectacular jamás antes vista en ningún deporte profesional de Venezuela. Siendo capaz de superar diferencia de 7 carreras ante los Navegantes del Magallanes en el quinto juego de la final en la parte baja del noveno episodio teniendo como protagonista al jardinero Alexander Romero, quien conectó el batazo con las bases llenas que sirvió para vaciar las almohadillas y prender la fiesta en todo el estado Aragua.

Con el pitcheo como pilar fundamental, los felinos aseguraron temprano su cupo al round robin al concluir con marca de 32 y 31. En una final que se caracterizó por el dominio del pitcheo, con juegos cerrados y de pocas carreras, el serpentinero aragüeño Jesús Silva, tomado como refuerzo para esta etapa, tuvo la responsabilidad de abrir el sexto pudiendo así encaminar a los Tigres con su trabajo de 5.2 capítulos y sólo una rayita permitida marcó el camino a seguir y finalmente la ofensiva de los bengalíes explotó rumbo a una victoria 9 por 2 que significó la cuarta corona de la divisa en el naciente siglo.

La temporada 2008-2009 arrancó para Tigres con el peor registro de la franquicia en los últimos años, pero como los grandes equipos vinieron los cambios de aires dentro de la cueva y los resultados se empezaron a dar. Finalizado el round robín se registraba un triple empate con Tigres, Leones y Tiburones, lo que ocasiono un partido extra con el estadio universitario de Caracas como sede. A primera hora jugaron Tigres y  Leones, pero los capitalinos salieron victoriosos, lauro que los llevó de manera directa a la final; mientras Tigres tuvo un segundo chance contra Tiburones y se impuso para sellar el pase a su séptima final consecutiva en la que lograron el Tricampeonato ante los Leones del Caracas y por si fuera poco, se alzaron con el título del Caribe al ganar la Serie del Caribe en Mexicali.

Una campaña donde tuvieron que sortear varios obstáculos, más allá del plano deportivo, el gran equipo Tigres de Aragua, logró el «team work» necesario para que el conjunto se enrumbara a la obtención de un nuevo campeonato, el sexto en las nueve temporada más recientes.

Con registro de 32-30 en la ronda regular, los Tigres de Aragua clasificaron en el quinto lugar. Para el draft de sustituciones, los aragüeños se hicieron de los servicios de los lanzadores Yusmeiro Petit, Rómulo Sánchez, Justin Lehr y el jardinero Johan Limonta, quedando en el primer lugar en el round robin con registro de 10-6, esperando por su rival que se conoció en luego de una jornada triple extra, favorable a Tiburones de La Guaira. Adonis García y Pedro Guerra de Navegantes del Magallanes y una tercera sustitución, René Reyes por el lesionado Johan Limonta, se sumaron a la tropa felina para disputar la gran final.

Aragua se impuso en los juegos 1, 3 y 5, con la serie a su favor y un «José Pérez Colmenares» repleto de fanáticos, el derecho Yorman Bazardo lanzó 5.0 entradas en blanco en el sexto encuentro para guiar a los Tigres a su cuarta victoria de la final, esta vez con pizarra 3-1, y de esta manera los felinos alcanzaron su noveno título en la historia de la franquicia, donde Yusmeiro Petit se alzó con el premio al Jugador Más Valioso.

De esta manera obtuvieron una nueva corona, con la presencia constante en espíritu y alma del gran Rosman García, y con sus palabras siempre presentes cumpliéndolas como el hubieses querido: «El objetivo es avanzar a la final y ganarla, cualquier otro resultado sería un fracaso».

Tigres de Aragua vuelve hacer el mejor en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y consigue el décimo campeonato de su historia al derrotar en el sexto juego de la Serie Final a los Navegantes del Magallanes con marcador final de 8 carreras por 2 en el “José Bernardo Pérez” de Valencia con lo cual la novena bengalí vuelve a rugir en la selva de la LVBP y de esta manera cierra con broche su 50 aniversario.

El más valioso de la final fue el dominicano, Alfredo Marte quien en el juego que definió el campeonato conecto de 5-2 con 2 carreras anotadas, par de jonrones y 3 carreras remolcadas.

Marte en la serie bateó para .308 (26-8) con 5 carreras anotadas, doble, tres jonrones y 9 remolcadas para llevarse el premio al MVP.

Marcus Walden tuvo una buena apertura a pesar de permitir una carrera en 4.1 de labor con 4 hits, boleto y 4 abanicados. La actuación de Walden fue seguida por un gran relevo comando por Tony Peña, Jr. quien se llevó la victoria en el sexto de la final.

Cabe destacar que los dos últimos outs de la final fueron ex jugadores de los Tigres, José Gregorio Martínez, Gustavo Molina y Alex Romero fueron dominados con facilidad por Ronald Belisario quien sin utilizar muchos pitcheos sacó el inning por la vía rápida para desatar la celebración en el coso valenciano.

Roster TIGRES DE ARAGUA - TEMPORADA 2021/22